Highlights en el Foro Mundial de la OCDE 2019

Newsletter-2.png

Futuro del trabajo: un desafío inminente

   Ya ha finalizado el Foro Mundial de la OCDE que  tuvo lugar en París. A lo largo del evento se presentaron una interesante serie de debates, conferencias, paneles y foros con expertos que discutieron sobre las tendencias actuales y cambios que representa el Futuro del Trabajo.  Desde la perspectiva de la OCDE, tener habilidades para el futuro del trabajo, supone que todos los países se sumen al desafío de repensar las prácticas educativas y buscar estrategias diferentes al interior de las aulas. Pero para esto, es necesario un claro compromiso de todos los actores sociales, entre los cuales se encuentran, primeramente, los ministerios de gobierno de los respectivos países, dado que la educación debe ser comprendida como una inversión y se reduzca progresivamente la brecha digital existente.

40925733063_5cacf0608e_o.jpg

Territorium expresó cómo trabaja para ayudar permanentemente a los profesores, a emplear las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, a los efectos de que potencialicen su trabajo, ayudando a los estudiantes. En este sentido, es sumamente importante el trabajo con la inteligencia artificial como ruta de aprendizaje personalizado, que estimule permanentemente a hacer de la clase un espacio dinámico que logre captar la atención de los estudiantes. A continuación le compartimos un resumen de los puntos más destacados del Foro.

 

La calidad del Trabajo

Bajo la coordinación de Jaison Karain, se debatió con relación al eje temático “Future of work: job quality and protection public launch of the economic outlook trade in the digital age” Este eje de debate, sumamente importante para la economía globalizada, dio cita en el panel al Dr. Raúl Beyruti Sánchez (CEO de GIN Group), a Heike Geissler (Author, Seasonal Associate), a Paul Nowak (Deputy General Secretary TUC) y a Stefano Scarpetta (director, employment, labor and social affairs OECD)

   Los datos vertidos a través de una encuesta realizada a los asistentes dieron cuenta de un interesante debate: la mayoría de los ciudadanos cree que su país no se encuentra en condiciones de afrontar los desafíos del mercado laboral. Al respecto, el Dr. Raúl Beyruti Sánchez, expuso acerca de la importancia que reviste la atención al cliente como principal activo dentro de la organización. En este marco, expresó de qué manera se resguardan los derechos de los trabajadores y se brindan oportunidades de crecimiento personal y laboral, a través de la plataforma. Destacó en este sentido, que ésta se encuentra dividida en cuatro áreas centrales: Salud, Educación, Cuidado del Patrimonio de los empleados y Diversidad y Entretenimiento.

 

Nivel de Estudios

Del estudio se mencionó que para el año 2000, la mayoría de los trabajadores no habían terminado sus estudios, mientras que, para fines del presente año, concluirán con la Preparatoria la totalidad de dichas personas. Esto, se traduce, indudablemente, en un incremento notorio de los niveles de productividad. “Un 50% de la población tiene entre 15 a 40 años en México” – destacó Beyruti. Este dato, refleja que hay una generación de trabajadores importante que muchas veces no pueden acceder a determinados servicios que el Estado no puede proveer, pero que puede se les puede brindar desde el sector privado la oportunidad de cubrir dichas necesidades. Claramente, es una verdadera posibilidad para contribuir al crecimiento exponencial del Estado, dado que, al incrementarse las utilidades, se genera una mayor recaudación impositiva y, como consecuencia, un aumento en el retorno de los dividendos.

 

Calidad de vida para el trabajador

El aporte en términos cualitativos siempre redundará en grandes beneficios para el Estado, cuando se está a la altura de las circunstancias en lo que respecta a la competitividad de los trabajadores, capacitados conforme a las demandas emergentes en la era digital, además de satisfechos con su entorno o ambiente de trabajo. Siempre será más productivo un trabajador que se sienta identificado con la empresa que lo respalda, lo protege y le brinda la seguridad de un empleo estable y forjado en valores que superan lo meramente económico. Nada mejor que la oportunidad de brindarle a un trabajador, un tiempo necesario para la dispersión y el disfrute con la familia o los amigos. Es de vital importancia evitar e impedir las condiciones de estrés laboral, dado que lejos de contribuir a la salud de los trabajadores, favorece a la disminución en el rendimiento laboral.

 

Las Habilidades para el futuro

46982707155_c5e10a0872_o.jpg

En el panel denominado “Habilidades para el futuro del trabajo” estuvo integrado por expertos del sector gubernamental, educadores y miembros del sector privado. Se realizó un interesante debate expositivo respecto de las características del mercado laboral. En este panel, participó Manuel Heitor, Ministro de Tecnología, Ciencia y Educación Superior de Portugal, Sandra Sancier, Senior Partner de Mckenzy&Co, Randi Weingarten, Presidenta de la American Federation of Teachers, Soumitra Dutta, Profesor de Administración de la Cornell University y Guillermo Elizondo, CEO y Fundador de Territorium Life.

Riesgo de automatización

   La vertiginosidad y el avance de las nuevas tecnologías reclaman un proceso de constante evolución respecto de la creación de nuevos puestos laborales. Sin embargo, muchas actividades, al estar atravesadas por procesos de automatización, requieren de menor intervención de la actividad humana. De hecho, el 65% de los puestos laborales actuales, están en serio riesgo de quedar en manos de robot o máquinas, debido al proceso permanente de automatización. Frente a este dilema hombre vs. máquina, parece que terminaría por dirimirse un esquema nuevo de relaciones laborales. Sin embargo, es preciso entender que, pese a lo que puede interpretarse como un “problema”, en realidad, es una oportunidad perfecta para revisar el tipo de herramientas que debemos brindarles tanto a los estudiantes como a los trabajadores.

 

La educación debe evolucionar

  En el panel, Guillermo Elizondo, destacó la relevancia de reconfigurar la interpretación que hacemos respecto del sentido de la educación para nuestras vidas. En efecto, Elizondo resaltó lo importante que es comprender que educarse no se circunscribe a la aprobación secuencial de materias, sino, a las competencias que efectivamente se adquieren a través de estas. Tal como si se tratara de una película que nos tiene como protagonistas, la educación debe concebirse como una serie de experiencias de tipo curricular, extracurricular o de internship. De esta manera, es posible la adquisición de competencias y habilidades, mediadas por el empleo de las nuevas tecnologías, ajustado en su conjunto, a las nuevas demandas del mercado laboral.

47899364571_1103ec1a69_o.jpg

 

Un lenguaje universal

 

   Elizondo, destaco que “tenemos que crear también un lenguaje común alrededor de habilidades. Podría ser más fácil, no sólo para los empleadores, sino también para que los trabajadores, sepan exactamente lo que necesitan hacer con esas habilidades” Además, Elizondo destacó la importancia de homologar las competencias entre los distintos países, de modo tal que permita esto construir un mayor crecimiento económico y laboral.

 

Acuerdos de crecimiento

   Por su parte, los paneles, destacaron, que el aprendizaje es un proceso sumamente importante que debe estimular durante toda la vida a los trabajadores, dado que los desafíos del mercado laboral actual demandan estar atentos a los nuevos procesos de automatización y digitalización. Para esto, es muy importante que los gobiernos y las empresas se alíen para poder garantizar que los trabajadores logren apropiarse de las habilidades que reclaman las nuevas profesiones tanto del presente, como del futuro. La educación, debe ser el caldo de cultivo de nuevas estrategias de enseñanza-aprendizaje, por lo que el trabajo comprometido y cooperativo de los diferentes sectores (público y privado) resulta fundamental para el crecimiento económico de un país y así garantizar la empleabilidad.

 

46975994115_ff2089a521_o.jpg

 

 

 

Laura MartínezComentario